¿Cómo bajar la temperatura de mi casa en verano?

Esa es la pregunta que todos nos hacemos al llegar el calor. Se acerca el verano y con él las temperatura altas. Para evitarlas, la playa y la piscina son el mejor remedio, pero no siempre está al alcance de nuestra mano o bolsillo.

En este contexto, el aire acondicionado puede ser nuestro mejor aliado para combatir el calor extremo. Sin embargo, no todos contamos con este lujo e incluso quienes sí lo tienen pueden optar por otras formas de mantenerse frescos para evitar sustos en la factura de la luz.  A continuación os damos una serie de consejos con los que podemos conseguir rebajar la temperatura ambiente de nuestra casa:

Tenemos que aprovechar la noche y las horas en las que el sol empieza a bajar para abrir las ventanas y subir las persianas, dejando pasar el fresco a nuestra casa y ventilándola. Por el contrario, a partir de las 8 de la mañana, si la temperatura supera los 20º, lo aconsejable es cerrar las ventanas y bajar las persianas.
También es recomendable ventilar la casa entre las 7 y las 8 de la mañana que suelen ser las horas más frescas del día y lo ideal es hacerlo empleando la técnica del aire cruzado, es decir, creando corrientes de aire abriendo ventanas y puertas que estén enfrentadas.

En las horas de más calor, es interesante usar elementos de protección solar tales como Toldos o Cortinas Exteriores. Un toldo, por ejemplo, puede bajar la temperatura de tu vivienda entre 2 y 6ºC, además de que al frenar la entrada de la luz del sol aumenta la sensación de frescor.

Los electrodomésticos son una fuente de calor importante, por eso se solo deben encenderse cuando se usen y ponerlos en las horas de menos calor, especialmente la lavadora, el horno, la secadora o el lavavajillas. Tenemos que intentar hacer uso de ellos de forma racional, es decir, lo lógico, es por ejemplo hacer uso de la lavadora a primera hora de la mañana para a continuación tender la ropa que se secará más rápidamente por ser las horas de más alta temperatura. Si no hay más remedio que utilizarlos, evitemos abrir la puerta de la habitación en la que se encuentre para evitar que el calor invada toda la casa.

El uso del Ventilador de Techo es clave en estas fechas, ya que permiten el movimiento del aire, mejorando la sensación térmica de las habitaciones. Es aconsejable su instalación en la dirección opuesta a la ventana para crear corrientes de aire.

Tener Plantas en la Vivienda también nos ayuda a humedecer y refrescar el ambiente de la casa. Regándolas conseguiremos enfriar la atmósfera cargada del calor exterior y si además podemos refrescar el suelo de la terraza con agua, aumentaremos la sensación de frescor del ambiente

Que las ventanas no dejen pasar el calor de la calle ni tampoco se escape el fresco interior es muy importante para bajar la temperatura de tu casa gastando menos energía. Unas ventanas de Alta Eficiencia Energética con Cristales con Control Solar, nos ayudarán a evitar que el calor entre del exterior, manteniendo estable la temperatura del interior.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *